sábado, 8 de noviembre de 2014

Las ventajas de la CAL

Era necesario dedicar una entrada a uno de los mejores materiales de construcción, la cal. El objetivo es acercar a cualquier persona las ventajas que le aporta a una vivienda el uso de la cal, y permitirle familiarizarse con todas las posibilidades que ofrece este versatil material.

La primera cuestión que cualquiera suele formular es: Pero, ¿no es mejor el cemento...?
Bajo mi opinión como técnico, rotundamente no. Basta algunos sencillos argumentos para explicar tal respuesta sin necesidad de farragosos estudios técnicos de tal manera que cualquier persona ajena al mundo de la construcción pueda entenderlo.

La cal supera con creces en aspectos técnicos a los materiales industriales tan abundantes en el mercado a base de cemento o derivados de la petroquímica. Eso sí, requiere saber manejarla, tratarla y aplicarla, cosa que no es de gran complicación, ni una alta tecnología que necesite un arduo entrenamiento, únicamente orden, práctica y dejarse asesorar por buenos profesionales.

El uso de la cal aporta muchas ventajas y otorga gran calidad a la construcción, un confort similar al que cualquiera puede rememorar de la casa de sus abuelos o aquella típica casa del pueblo que todavía no había sido intervenida arruinando sus características.

La durabilidad de la cal es uno de sus mayores puntos fuertes en comparación con el cemento. Solamente hay que observar las estructuras de hormigón armado que se acercan al centenar de años, y ya empiezan a presentar problemas. O los revestimientos de cemento de cualquier vivienda, que suelen deteriorarse con bastante rapidez, sobre todo con el ataque de sales. Para comprobar la larga vida de la cal solamente hay que echar la vista atrás y observar  los edificios históricos, o incluso fijarse en los restos de la antiguas civilizaciones como Roma, donde la cal envejece noblemente. No hay testigo mas sincero que la historia.






En cierta medida, esa durabilidad viene dada por la flexibilidad que presentan los revestimientos de cal frente al cemento. Mayor resistencia a movimientos térmicos o aquellos de la propia superficie a la que protegen, lo que evita el agrietamiento y la apertura de puntos de acceso de agua. La ausencia de sales nocivas y otros elementos extraños también favorecen su alta durabilidad.

Detalle de estuco de cal con mas de dos mil años de antigüedad que funciona como revestimiento de la fosa iberopúnica sita en el Monte la Tortuga (Málaga), 2.000 de antigüedad

Cierto es que tiene menor resistencia a compresión que  el cemento portland, este es mucho mas rígido, sin embargo esa rigidez lo hace mas sensible a la fractura. En mi opinión, se trabaja con la idea equivocada de dotar de excesiva rigidez a las edificaciones, y esto ayuda a a la aparición de defectos como fisuras y grietas entre otros. Defectos que no aparecen cuando se utilizan morteros de cal, ya que estos aguantan perfectamente las agresiones que pueda tener cualquier elemento constructivo.

Cualquiera que haya utilizado la cal sabe de su versatilidad. Se puede conseguir un gran abanico de propiedades con la adicción de otros materiales como las puzzolanas, variando la resistencia, velocidad de endurecimiento, la docilidad o consistencia, incluso la permeabilidad, entre otras propiedades. La variación de las propiedades dependerá del destino que tenga el mortero: Cimentación, levantamiento de fábricas, enfoscados, pinturas... Además, la cal admite la pigmentación, lo que nos permite colorearla, lo que unido a la gran cantidad de acabados que permite conseguir, podemos afirmar que es un material con unas amplias posibilidades estéticas.

Posibilidades cromáticas. Tintas grasas.

Experimentación con estucos


Como se puede ver en este edificio barroco restaurado, las posibilidades
estéticas son muy amplias.
La profilaxis que aporta la cal la hace un material idóneo para viviendas. No quedan tan lejos aquella etapa en la que Carlos III por ordenanza real incitaba al encalado general de edificios para ayudar al control de epidemias y mejorar la higiene. En viviendas donde haya alérgicos, es recomendable y casi obligatorio el uso de pinturas a la cal, ya que evita el desarrollo de agentes productores de alergias como hongos y ácaros.

La cal está presente en la mayoría de las fachadas
de los pueblos andaluces

La gran ventaja de la cal sobre todo es la alta difusividad al vapor de agua, o dicho de otra manera, alta permeabilidad al vapor de agua,  impermeable a la vez al agua en estado líquido. Esto es debido a la amplia red capilar que forma el material en su interior, lo suficientemente estrecho para permitir que pase el vapor de agua pero no el agua de lluvia. Esta capacidad la hace perfecta para el tratamiento de humedades y un material idóneo para la correcta higiene del interior de las viviendas, sobre todo de aquellos habitáculos con excesiva humedad ambiental, como baños y cocinas. Actualmente las viviendas sufren de baja transpirabilidad, como si nos metieran en una bolsa de plástico. Una casa que respira es una casa saludable.

Los morteros de cal tienen múltiples usos. En este caso
se está empleando en la cubierta.

Ejecutando una solera con hormigón de cal


Por lo tanto la cal es un material enormemente eficiente, que cumple con las expectativas mejor que otros materiales y lo mejor, por un precio muy similar. Cada vez más gente se preocupa por como está conformada su casa, mas allá de la estética que reclama en su vivienda, y a la vez cada vez hay mas profesionales dedicados a la aplicación de la cal, ofreciendo desde básicos a extraordinarios acabados.

Ejemplos de terminaciones de los profesionales de Cal y Barro

Casa con revestimientos exteriores e interiores de cal de Casa Alternativa Puig 

Decorativos revestimientos de cal, de Sonia Luna


Y para terminar, la popular pregunta que muchos se harán: ¿Pero se pueden hacer estructuras de hormigón armado de cal?
La respuesta es no, pero existen alternativas a la altura como los muros de carga y la madera. Hay que tener en cuenta que el objetivo es hacer una construcción diferente a lo que se ha estado haciendo hasta ahora, avanzar hacia una construcción responsable y poco a poco dejar de lado el hormigón de cemento armado por las deficiencias que presenta: Corta vida útil, espantoso comportamiento térmico, gran impacto ecológico, dañino para la salud y cuestionable comportamiento sísmico. Pero eso ya es otro cantar que da carrete para rato, y no me quiero extender mas. La tendencia que cada vez gana mas adeptos es a continuar la evolución de la construcción, retomando el uso de la cal y otros materiales tradicionales con contrastada garantía, continuando la evolución constructiva que se rompió con la soberbia y delirios surgidos en la arquitectura del siglo XX.


Los imponentes edificios de la capital Madrid están sustentados mediante estructura
tradicional  de madera.

jueves, 2 de octubre de 2014

Curso-Taller: DOCUMENTACIÓN Y PUESTA EN VALOR DEL PATRIMONIO VERNÁCULO


Un verano sin cursos, no es verano, por eso el pasado mes de agosto aproveché la ocasión para asistir a otro de los cursos-taller que organizaba el CIATtravés de la Universidad Politécnica de Madrid.



Se desarrolló en un entorno envidiable. Dentro de la provincia de Guadalajara, lindando con Teruel y Cuenca, se halla uno de los pueblos mas inhóspitos de España: Checa.
El entorno es idílico, pero su riqueza no acaba en la fauna y la flora, es una zona de gran interés geológico, por ello no es raro notar la presencia de científicos e investigadores que aprovechan el enclave para estudiar las caprichosas formaciones.



Los DROPSTONES son rocas que quedaron atrapadas en glaciares,
y al separarse parte de estos y vagar por el mar, acabaron cayendo
a un lecho marino, a veces a grandes distancias de su punto de origen.
Se dice que Checa es un parque temático de geológico.
Las dedicaciones principales del pueblo han sido la minería, el aserradero y carpintería de madera y la ganadería, ocupaciones que de alguna manera u otra influyeron sobre la arquitectura local, como es el caso del último oficio. Los ganaderos realizaban la trashumancia en tierras del norte de Jaén, y de allí, además de conocer a la que serían sus señoras, traían costumbres propias de Andalucía como el encalado de las fachadas de las casas y la ornamentación con macetas y geranios, cuando menos, curioso.


Panorámica desde el castro celtibérico  Castildegriegos

Panorámica de los tejados del pueblo de Checa

El germen para la realización del curso parte del interés del alcalde de Checa, Jesús Alba Mansilla, por aprovechar el rico entorno, revalorizar el pueblo y hacerlo más atractivo de cara a un turismo de calidad, que busca encontrar los rasgos característicos e identitarios de la zona, como son aquellos que aporta la arquitectura popular y vernacular propia de cada pueblo. Muy acertadamente decide contactar con el CIAT para orientar tan ardua tarea patrimonial, y como resultado se propone la realización del curso-taller, que por un lado otorgará al pueblo las bases para la conservación del patrimonio, empezando por documentar y analizar en que consiste esa identidad que otorga la arquitectura popular. Por otro lado, a los asistentes nos sirvió para complementar nuestros conocimientos mediante la adquisición de las herramientas que nos brindaban el profesor arquitecto, Alejandro García Hermida, y el profesor arqueólogo Luis Fernando Abril Urmente, grandes profesionales los dos, pero lo que importa en estos casos, unos acérrimos convencidos de la necesidad de conservar el patrimonio y revalorizarlo.



Alvaro Amaya Ríos, autor del blog "Lagares y Cortijos" realizó un
grabado de un antiguo pajar, testigo de varias generaciones de labriegos checanos
El grupo de asistentes no estaba constituido únicamente por técnicos ligados al mundo de la arquitectura y la construcción,  lo que lo hacía muy atractivo desde el punto de vista de la interdisciplinareridad a la hora de llevar a cabo los trabajos de documentación y registro de datos. Las labores practicas se intercalaban con charlas y exposiciones sobre patrimonio y arquitectura popular, o incluso del análisis de la toponímia local para el estudio histórico-geográfico de la zona, como hizo el profesor Jaime de Hoz Onrubia. Otro profesor interviniente fue don David Rivera Gámez, de currículum apabullante, director de la revista Teatro Marittimo, y autor de numerosos artículos que dio una interesantísima charla sobre la evolución y defunción del sentido común en la arquitectura.






Ejemplo de ficha para recopilación de datos de los
inmuebles característicos del pueblo.

El objetivo del taller era crear o mas bien iniciar un inventario del patrimonio inmueble de Checa, tanto urbano como rural, mediante fichas donde se recogiesen los datos esenciales de los inmuebles, crear un compendio de características  de las soluciones y tipologías, y por último una guía donde se recogiesen las directrices básicas para la recuperación de la identidad checana.


Una de las tipologías de fachada presenta la llamativa característica de incorporar escoria siderúrgica, indicativo del pasado
minero, incrustada en los revestimientos exteriores, como decoración y seña de identidad minera.

Ficha recopilando datos del pajar

Especificaciones sobre las fábricas en la arquitectura tradicional y popular de Checa


Después de una semana de taller, se expuso públicamente el trabajo realizado para explicar a los vecinos de Checa en que había consistido esa actividad  tan extraña desarrollada en su pueblo. Después de una semana, podrían esclarecer porque había grupos de gente de toda España interesándose y tomando datos de sus viviendas, pajares y molinos. En cierta medida, el objetivo también era concienciarlos de la necesidad que tienen de conservar sus señas de identidad. Para ello se proyecto dentro del centro de interpretación de la trashumancia una serie de diapositivas para apoyar la exposición que realizó Alejandro García con los resultados del trabajo.


Alejandro García Hermida en un momento de la exposición a los vecinos de Checa

Dentro de la exposición, uno de los recursos que se utilizaron fue la comparación de una imagen real con otra manipulada digitalmente, con el fin de apreciar el entorno si se hubiera respetado las características tipológicas de la arquitectura checana, cosa que no dejo indiferente a nadie y los comentarios y autocríticas al pueblo empezaron a surgir de los propios vecinos.

Imagen real de la entrada norte al pueblo
Imagen modificada


El resultado del curso-taller creo que fue bastante positivo, tanto por lo aprendido, los profesores, compañeros, como por la agradable estancia que nos brindo el pueblo de Checa. Sin duda, repetiría.

domingo, 7 de septiembre de 2014

Últimas muestras de TAPIA en Málaga: Cortijo Los Chanos

La arquitectura rural del término municipal de Málaga y alrededores está condicionada directamente por la naturaleza del entorno. Se trata de un terreno de orografía escarpada, conformada mayoritariamente por pizarras, las cuales eran aprovechadas para la construcción de cortijos y lagares, una forma de aprovechar los recursos de la zona propios de la arquitectura popular, tradicional y vernácula. Sin embargo, también es habitual encontrar zonas donde el terreno se caracteriza por mayor contenido en arcillas, y entonces aparece otra tipología constructiva: el tapial.

Mapa con los términos municipales de la provincia (Fuente)

Son pocos los ejemplos que quedan. Estos casos dan lugar a conjeturas sobre la evolución de la arquitectura tradicional en la zona ya que es complicado saber a ciencia cierta si en un pasado la técnica del tapial era más representativa, afectándole con el tiempo un proceso de modificación de la tradición en el cual la piedra adquiere un papel preferente.

La tapia está realizada con la tierra del lugar.

Pero más llamativo resulta el uso de la tapia en algunas edificaciones, formando pequeños paños que interrumpen la fábrica de mampuestos. Es curioso este caso, que aunque a primera vista parece una solución para reparar parte del muro, es solo una remota posibilidad de lo que realmente podría ser la motivación original, creando interrogantes como por ejemplo que técnica es predecesora a otra. En todo caso, no basta con vagas suposiciones, habría que estudiar detenidamente la superposición de estratos, métodos más propios de arqueología de la arquitectura, aunque como normalmente ocurre, la respuesta sea mucho más simple de lo que podamos imaginar.

En el lagar Cerrado Victoria se alternan los muros de mampostería y tapia.
Interior del lagar La Campana, con algunos muros de tapia.
En este cortijo el trozo de tapia se ha derrumbado, quedando en pie
resto, ejecutado con mampuestos.


CORTIJO "LOS CHANOS"

Localizado entre el termino municipal de Almogía y Málaga, es uno de los pocos edificios ejecutados íntegramente de tapia que quedan en pie. Se trata de un cortijo de dos plantas, que forma parte de un conjunto de  viviendas del mismo tipo que se encuentran salpicadas en la misma zona.

Por lo singular en la zona, y por lo atractivo de la arquitectura en tierra, personalmente me resulta uno de los edificios más considerables. Aunque la arquitectura de tierra actualmente se ve como algo pobre y vulgar, hay que decir que tiene un valor más allá del patrimonial por la cantidad de cualidades positivas que posee. Cualquier persona que tenga la suerte de tener un hogar construido con tierra puede corroborar esta afirmación, siendo prácticamente un lujo en la actualidad poder disfrutar de una vivienda de este tipo. En cambio la realidad es que la tierra se desprecia como material de construcción.

Ejemplo de ello son otras construcciones de tapia que se encuentran en el mismo lugar, las cuales han sido muy modificadas, revistiéndolas exterior e interiormente con cemento, provocando serias patologías en la estructura.

El cortijo Los Chanos rodeado de olivos centenarios.
Este tipo de edificio estaba destinado a un uso agrícola antes que a vivienda, es concebido como herramienta de trabajo pero además tenía que dar cobijo a una familia, la que trabajaba el campo, por lo que tenían claro que para soportar el fuerte calor de verano y el frío de invierno, no existe mejor aliado que la tierra.

Los olivos centenarios que se encuentran en los alrededores pueden dar respuesta al tipo de agricultura que estaba dedicado el cortijo.  El pajar que hay sobre la cocina y el tipo de terreno nos indica que muy posiblemente también se dedicase al cultivo de grano.

Una empinada escalera sube a la despensa o pajar.
Algunas informaciones aproximan la cronología del edificio en doscientos años de antigüedad, aunque no sería de extrañar que tuviera más. El cortijo lleva abandonado más de treinta años, a pesar de ello su estado no es demasiado malo, aunque los laterales han comenzado a derrumbarse por las filtraciones de agua provenientes del tejado, debido a la falta de mantenimiento. Los daños por las filtraciones  son mas graves que por la exposición de la tapia por falta de revestimiento. No era raro revisar cada dos años o incluso anualmente las cubiertas para evitar filtraciones. Una vez que han faltado las labores de conservación, el agua tiene el camino fácil para comenzar a hacer estragos en el edificio.

Vista general de la fachada
Pasando a los aspectos tipológicos, tenemos un edificio con muros de 55 centímetros de grosor, de unos 5 metros de alto, 9 de fondo y unos 14 metros de largo, formando una planta rectangular que ocupa aproximadamente 126 metros cuadrados. La orientación de la fachada principal es sur.

El número de vanos es escaso y su distribución irregular. Las ventanas de la planta superior tiene el perímetro achaflanado. En la fachada principal posee dos accesos, siendo uno más considerable que el otro. Además existe otro que da directamente a la cocina o antiguo hogar de la vivienda. La cornisa en la fachada principal está solucionada con ladrillo formando el caraterístico "pico de gorrión", en la fachada trasera sin embargo la cornisa se soluciona con una hilada de ladrillo y doble hilada de teja, rechazando cualquier tipo de ornamentación.

Detalle de la cornisa en la fachada trasera.
Se observa las diferentes cajones que se iban realizando en la ejecución de la tapia, que alcanzan aproximadamente unos noventa centímetros de altura. En la zonas sin revestimiento también se aprecian los huecos que dejaban las agujas del tapial. 
El muro de tapia se asienta sobre un murete de piedra trabado con mortero de cal y tierra, cuya finalidad es aislar la tapia del agua proveniente del suelo. Las esquinas, al ser un elemento sensible, también se refuerzan con mampuestos labrados. El murete se puede apreciar desde el exterior como si de un zócalo se tratase, con una altura de noventa centímetros, variable dependiendo de la pendiente del terreno.

Detalle de la cornisa en la fachada delantera. También se
puede apreciar las marcas entre los cajones que forman
la tapia.
Parte trasera, donde se observa claramente que
el deterioro de la cubierta hace estragos en la tapia

El lateral izquierdo se ha derrumbado por completo. Esto nos ayuda a estudiar
el sistema constructivo.
Vista de la esquina y el murete que mantiene a salvo la
tapia de las humedades
Las cubiertas son  similares a las que se suelen encontrar en la zona, pares sin escuadría, sobre los que se apoya la caña brava, sobre esta una torta de tierra y rematada por la teja que se afianza a la cubierta con una torta de barro o de mortero de cal.

En cuanto a los revestimientos, se observa que la fachada principal (sur) ha sido intervenida en más ocasiones que la trasera (norte). En algunas zonas de la fachada principal se aprecian varias capas superpuestas. Por ejemplo, a la altura de la planta baja en la fachada principal llegué a contabilizar, una capa fina de encalado, sobre la que se aplicaba un mortero presumiblemente de cal y tierra, sucesivos encalados, otro enfoscado con mortero de cal y tierra pero más oscuro que el anterior e incluso más grueso, y por último sucesivos encalados. Esto nos puede dar una idea de que sufrió más deterioro y por tanto necesitó reparaciones.

Diferentes capas de revestimiento en la fachada principal

Estratos de sucesivos encalados (vista cenital)

En el interior se ven gruesas capas de encalados. Hay quien
afirma que la tonalidad azul añil era propia de la época
de posguerra
En la parte posterior hay una zanja ya saturada para desviar la escorrentia que proviene de la falda del monte. El paramento exterior tiene una serie de revestimientos superpuestos a base de cal, que protegen a la tapia del agua. Los daños en los revestimientos facilitan la degradación, pero aun así hay que decir que la tapia no presenta graves problemas por estar expuesta.

Parte trasera del edificio.
La tabiquería interior sigue los criterios de la zona. Se resuelve tanto con ladrillo colocado a panderete, como con caña brava. La utilización de diferentes materiales puede responder a modificaciones interiores en diferentes épocas, como por ejemplo algunas reformas recientes que se distinguen por el uso de mortero de cemento y ladrillo industrial.

Algunas tipologías constructivas se repiten.
Tabiquería realizada con caña brava
Hogar o cocina del edifico, con la campana de la chimenea
en esquina.
Escalera de acceso a planta superior

El corral interior en planta baja aún tiene los abrevaderos

La disposición es la usual dentro de este tipo de edificios: En la planta de abajo está el corral, cocina, y algunas habitaciones. La planta superior es prácticamente inaccesible por el mal estado, pero se vislumbra lo que podría ser algún dormitorio y granero. Además tiene un corral adosado a la fachada principal. Se pueden observar algunas modificaciones en la planta inferior que afectan a la escalera y algunos vanos.

La planta superior es de difícil acceso por
el mal estado que presenta.
Algunos forjados se mantienen aparentemente
en buen estado.
Para más fotografías podéis visitar el grupo en Facebook de "Lagares y Cortijos" y para más información sobre este patrimonio tenéis el blog del mismo nombre


ESTUDIO DE LA TAPIA
Aunque con medios poco ortodoxos y unos instrumentos que dejan mucho que desear, he realizado un estudio de la tierra que conforma la tapia con el fin de tener datos que permitan sacar conclusiones o simplemente contrastar con otros casos.

En la zonas donde ya no existe revestimiento, se puede observar una tapia con textura bastante rugosa debido al alto contenido lajas y restos de pizarra. Por normal general se intenta dejar el árido más grueso en el interior o núcleo de la tapia, ya que el efecto del pisón lo empuja hacia fuera, y así también se evita que el desprendimiento de los elementos más grandes que quedan en el exterior, ayuden a erosionar la tapia.

Lugar de donde se obtuvo la muestra de tapia
El terreno adyacente es producto de la erosión de la pizarra, que forma arcillas y elementos de mayor tamaño. La sensación es que la tapia se ejecuto con la tierra aledaña, con apenas proceso de cribado, aunque con los datos que resultantes quizás ayuden a obtener alguna conclusión.

Imagen del terreno que encontramos en las inmediaciones de la
edificación

- En primer lugar conseguí muestras de la tapia. No quería ser muy destructivo, así que me conforme con muestras superficiales, en vez de abarcar un espesor mayor, que hubiera sido lo correcto.

- Obtuve la masa de la muestra, y el volumen. Para el volumen, simplemente  introduje en un recipiente con medición e intente asentar la muestra para que el árido más fino se introdujese en los huecos que deja el árido de mayor diámetro.
Masa: 990 gramos
Volumen aproximado: 575 ml.
Aunque los instrumentos no son de precisión, dan una
medición aproximada. Con la cortesía de IKEA

- Después cribé la muestra para separar los finos (desde 2 mm. hasta el polvo de la arcilla) de los áridos mas gruesos (desde 2 mm. a piedras de 5 cm. aproximadamente). Aunque luego me dí cuenta de que no es suficiente cribar, ya que gran parte de las partículas de arcilla están adheridas al árido de mayor diámetro, con lo que procedería un lavado y posterior decantación.
Árido grueso después del lavado

Árido fino después de la criba.
Se observan particulas blancas que fracturan facilmente y que muy posiblemente sea cal que se añadia a la tierra en baja proporción para estabilizarla levemente.

- Obtuve el peso y el volumen de cada tipo de árido. El volumen es algo aproximado, ya que está medido en seco y se tienen en cuenta los huecos. Lo correcto sería sumergirlo en un recipiente y averiguar la diferencia de volumen. Aquí se aprecia bien como el árido mayor apenas reduce el volumen, ya que crea arcos de contacto entre ellos dejando huecos que en teoría es el espacio que ocupa el árido fino y la arcilla.
Árido grueso: 690 gr./ 450 ml.
Árido fino: 300 gr./ 250 ml.

Volumen del árido fino y las arcillas. Se aprecia que
las herramientas son "caseras".

- Realice el INDICE DE VACÍO con el árido mayor, por obtener el dato del volumen hueco existente y debería ser rellenado por árido de menor granulometría. El método se basa en mezclar el árido fino y la arcilla con agua. Se debe agitar  bien y dejar reposar unos 15-20 minutos. Posteriormente se mide la altura de las partículas que quedan en el fondo, y la altura desde la base de las partículas que quedan en suspensión, como son las arcillas.

El dato sería: 350 ml de vacío por cada 1000 ml de árido grueso

La muestra de árido mayor se llena de agua
hasta que esta  cubre todos los huecos.
Muchas veces en la obra hay que realizar pruebas y ensayos
"in situ", con lo que no viene nada mal saber inventar herramientas

- A continuación lleve a cabo la prueba de EQUIVALENTE ARENA con el árido fino. Con esto pretendía obtener una relación entre la cantidad de finos y de arcilla de la muestra.
En este paso, decidí lavar el árido más grueso y añadir ese agua proveniente del lavado que contenía arcilla y limos  al recipiente donde iba a realizar el equivalente arena, para que los niveles fueran mas exactos, aunque quizá la diferencia entre añadir el lavado o no, sea despreciable.
4/10*100= 40%, lo que indica que hay mucho limo y arcilla, siendo muy poca la cantidad de arena.

Aunque la diferencia no es llamativa, en el fondo
con un color más oscuro están los áridos finos
que se han depositado primero, y en suspensión
quedan las partículas de arcilla y algunos limos

- Por último hice una pastilla con los finos y la arcilla para observar el comportamiento de la misma. No tuvo retracción y adquirio dureza. Como se puede ver en la imagen, la rotura fue limpia, sin desmoronarse, lo que indica un buen comportamiento de la arcilla y ausencia de demasiados limos.
Detalle de la pastilla, bastante compacta.

La rotura fue muy limpia, sin desmoronamiento.

Conclusión
Aunque las pruebas realizadas son cuestionables, bajo mi punto de vista observo que el árido fino es escaso y proviene de la disgregación de las pizarras.  Quizá añadiendo arena de 0 a 2 mm. se conseguiría una tapia más solida y ayudaría a rellenar los huecos que dejan el árido más grueso, sustituyendo a parte de la arcilla y limos.
También me atrevería a decir que la tapia ha sido ejecutada con con tierra sin proceso de cribado, y que el efecto del pisón ha provocado el desplazamiento de piedras hacia las caras exteriores.



___________________________oo00oo___________________________