jueves, 30 de enero de 2014

Reparación y saneado de humedades con mortero de cal - Ejemplo práctico

Cuantas veces nos hemos tropezado con paredes dañadas por la humedad, eflorescencias y pinturas desprendidas. Las humedades por capilaridad son un problema difícil de erradicar, pero teniendo algunos conceptos claros se puede llegar a conseguir una notable mejoría.
El mercado, ante la falta de conocimiento popular y el declive de la técnica, se aprovecha  ofreciendo soluciones inútiles, o en los peores casos soluciones que agravan el problema. Insistencia en impermeabilizar, poner barreras al agua, aplicación de productos derivados de la petroquímica con nombres rimbombantes, que tienen mas inversión en marketing que en el propio producto, es lo mas usual encontrar para eliminar estas humedades.

Sin embargo, como decía antes, es menester tener ciertos conceptos claros para evitar las temidas humedades:
-No se puede poner barreras al agua, necesita una entrada y una salida.
-Hay que facilitar la transpiración del edificio.

Esta introducción es solo una excusa para mostrar algunas fotografías que he podido rescatar de la reparación de muros interiores aquejados de este mal. La reparación se basó básicamente en el picado y saneado del muro, aplicación de nuevo enfoscado de cal y pintura al silicato altamente transpirable. El resultado lo podéis apreciar vosotros mismos.

Antecedentes

Se trata de una vivienda de dos plantas, orientada hacia el sur, en la falda de Monte Sancha (Málaga). La elevación del terreno obligaba a construir las casas semienterradas para salvar el desnivel. Este es el caso de la vivienda objeto. La calle trasera esta en cuesta, de tal manera que entierra parcialmente la casa. Para comprenderlo mejor podemos ver el plano de alzados.

Vista del frontal y de la parte trasera, por donde
queda semienterrada la vivienda



En la zonas enterradas por completo, los daños por la humedad eran evidentes, tal y como se reflejan en las fotografías, menos de las que me hubiera gustado rescatar. El interior tenía diversos enfoscados y parches de yeso o mortero de cemento. La terminación era en pintura plástica, incapaz de facilitar la transpiración que necesitaba el muro.

El mal estado de los interiores era obvio
Algunos parches de cemento

Las eflorescencias tan antiesteticas.
La hornacina se cerró, por lo que
no se visualiza en las fotografías
actuales.
En situaciones así, el yeso es uno de los peores
materiales que se pueden usar
































El muro está conformado con piedra pizarrosa del propio monte, ladrillo macizo y un mortero que se vislumbra de cal y algo de tierra. Al estar el muro en contacto con el propio entorno, este le aporta la humedad que de por sí tiene el terreno. Esta humedad se transmite hacia el interior, degradando las superficies interiores y provocando a su vez un ambiente excesivamente húmedo.

Acciones
Después de tantear varias opciones, se ejecutó lo que era más práctico y barato, ya que lo mas adecuado hubiera sido realizar a su vez un drenaje en la cara exterior, pero puede el lector deducir que todo lo que lleva asociado esta acción, (cortar el tráfico, excavar, reponer...) elevaba considerablemente el precio.

Saneado de los muros, aplicación de mortero de cal en varias capas, evitando fratasar demasiado para no cerrar el poro y acabados demasiado "apretados" que cierren la red capilar. El resultado es un material enormemente transpirable y con buen comportamiento ante humedad y sales. Para finalizar, una pintura al silicato, con un nivel de transpiración de los mas altos en el mercado, V > 2000 g/m² · d, (permeabilidad al vapor de agua).

Otras de los beneficios que aporta tanto la pintura mineral como el mortero de cal es la higiene. En interiores como el que tratamos, las condiciones son idóneas para el desarrollo de hongos y ácaros, temperaturas entre 20-23 ºC y niveles de humedad relativa alta (70-75%), crean un caldo de cultivo excelente. Actualmente el problema de hongos ha desaparecido, y los ácaros tienen mas difícil la vida, por lo menos en las superficies verticales.

Después de cinco años, todavía no se
aprecian eflorescencias
El interior esta en perfecto estado


Los materiales aplicados posibilitan la adecuada
transpiración del muro 
La parte inferior al friso se encontraba en
estado lamentable, a día de hoy y después
de cinco años, todavía no hay muestras
de humedad








































El uso de la cal en interiores se antoja como un material de excelente comportamiento desde el punto de vista técnico y estético. Las posibilidades de color son infinitas y es que se pueden combinar los pigmentos minerales de infinitas maneras para dar una estética personalizada incluso evitando el uso de pinturas. Sin duda el desconocimiento de este material impide disfrutar de un serie de ventajas que con otros materiales sería muy difícil encontrar.

miércoles, 22 de enero de 2014

Análisis pavimentado actual del Centro Histórico de Málaga - Plaza de Camas

Introducción

Esta entrada la dedicaremos al pavimentado. Para entrar en materia empezamos con una pequeña introducción histórica para comprender este elemento desde su base.
En cuanto a los orígenes de los pavimentos, los mas destacables quizá sean los desarrollados por la civilización romana. La creación de vías pavimentadas facilitaba el transporte en todos los sentidos, así como la higiene urbana. Las primitivas calzadas pavimentadas se construían mediante la superposición de capas de árido de diversa granulometría. Dependiendo del uso que tuviera la vía se podían considerar tres tipos de calzadas.

 El sistema constructivo básico se basaba en la excavación de una zanja del ancho de la calzada, que llegase en lo posible hasta el firme y posteriormente la ejecución de sucesivas capas de árido que podían variar dependiendo del tipo de vía y del terreno. La primera capa (statumen) estaba formada por arcillas y bolos, cantos rodados o gravas de gran tamaño. El siguiente estrato, rudus, estaba conformado por árido menos grueso y arena que podía además combinarse con cal, creando así una especie de opus caementicium u hormigón. La siguiente capa era una combinación de árido de menos calibre y grano fino llamada nucleus, sobre el que se colocaba el pavimento a base de losas o lajas de piedra, también llamado summa crusta.
Se configuraba así una calzada con base flexible, adaptable a los diferentes asentamientos del terreno.

Sección ilustrativa (Referencia)
Sección con leyenda (Referencia)

El pavimentum o summa crusta debía ser lo suficientemente resistente como para aguantar el tránsito y ser duradero. En algunas calzadas las losas estaban pulidas y eran colocadas sobre un nucleus de arena o arena y cal; estas losas solían tener forma piramidal, de tal manera que el vértice de la pirámide se colocaba hincado en la capa de sustentación, mejorando así el agarre. Las calzadas poseían cierto abombamiento para evacuar el agua por escorrentía a los laterales por lo que, para conseguir esta forma curva las piezas no podían ser excesivamente grandes.

Esta pequeña y somera introducción histórica es solo un atisbo de un tremendo orbe de conocimiento y tecnología avanzadísima para los recursos existentes en aquella época. El resumen de esta introducción se puede llevar a la simpleza de la expresión, "hoy en día todo esta inventado", aunque  a vista de los resultados cualquiera lo diría.


El pavimento en el centro histórico de Málaga.

Tomemos el tema que nos interesa exponer, el pavimentado actual centrándonos en el centro histórico de Málaga.

Sin duda, el pavimento ha ido cambiando y evolucionando, pero sobre todo en las últimas décadas, con el uso del asfalto y en el caso de aceras, con la búsqueda del diseño y el reto de hacer accesible la vía urbana a cualquier tipo de peatón. Tanto es así que muchas de las guías y normativas que podemos asociar a pavimentos atienden a la accesibilidad, es decir, a la mejora del acceso al peatón, poniendo el acento en el acceso para minusválidos. Tal es el caso de la "guía para la utilización de pavimentos en espacios públicos" editada por el ayuntamiento de Málaga. Muy interesante de consultar. Está orientada hacia el uso y accesibilidad del pavimento, desde una perspectiva muy arquitectónica más enfocada en el diseño y funcionalidad que a la ejecución.

Es difícil encontrar normativa asociada a aspectos mas técnicos como a la ejecución del pavimentado, importante sin duda a la hora de cumplir con unos estándares mínimos de calidad. Tenemos el documento básico del CTE de seguridad  en la utilización y accesibilidad, que por ejemplo nos marca una de las características importantes a tener en cuenta en el pavimento, la resistencia a la resbaladicidad.

Hoy en día la construcción en general está regida por normativa especifica, sin embargo el tema de pavimentaciones públicas es algo mas difuso en cuanto a normativa, por lo que carece de referentes claros. En mi opinión, lo malo de estas situaciones, acostumbrado el técnico a tener siempre una normativa que le cubra las espaldas, es que hay que echar mano del sentido común; y éste parece estar extraviado.
En relación a lo anterior, uno de los problemas que se pueden aplicar perfectamente al tema de pavimentos que tratamos aquí, es la deformación del proceso de diseño y creación, cada vez más lleno de argumentación vacua y trivial, incluso pretenciosa, en detrimento de practicidad y realidad que necesita el ciudadano y la ciudadana corriente.

Problemática
Para ser más ilustrativos, podemos analizar algunos de los problemas mas flagrantes que podemos encontrar en el centro histórico.
Calle Larios se convierte en una pista de
patinaje cuando llueve. (Fuente)
  • Resbaladicidad: En general todos los pavimentos excesivamente pulidos tienen un efecto resbaladizo que se acentúa con el agua. No hace falta citar el apodo con el que es conocido el suelo de calle Larios. Esta vía fue remodelada relativamente hace pocos años, bajo el proyecto de Iñaki Perez de la Fuente. No hace falta hacer la prueba de resbaladicidad, cuando está mojado es imposible pasar por allí sin dar un resbalón. En el paseo del parque también existen zonas que debido al excesivo pulimentado es peligroso caminar en mojado. Es obvio a mi entender que se sobrepasan los valores establecidos en el DB-SUA del Código Ténico.

  • Roturas:  La asignatura pendiente en los pavimentos de nuestra ciudad que merecería capitulo a parte. Prácticamente todos los pavimentos del centro histórico poseen roturas de sus piezas, algunos más que otros, pero sin duda el más llamativo y deplorable es en el paseo del parque.
    Unas obras que se centraron en la colocación de un carísimo pavimento, que llegaron a costar 10 millones de euros, y hoy en día muchas de ellas se encuentran fracturadas, ya sea por el excesiva extensión de las piezas, sobrecargas con vehículos de gran tonelaje, deficientes ejecuciones, etc


En el Paseo del Parque se puede encontrar fácilmente
losas de un grosor considerable fracturadas. 
En calle Santa María también existe peligro
de caminar en días lluviosos a pesar de estar
apiconadas. Aunque son piezas
solidas, muchas están fracturadas

Es digno mencionar, el adoquinado falso que se hace en el centro. La filosofía del adoquinado es crear un pavimento flexible a prueba de roturas, ya que por la propia geometría e inercia de la pieza, resulta muy difícil la fractura, además de fácil manutención, ya que los posibles asentamientos se pueden reajustar con la incorporación de árido. Sin embargo, el pavimento ejecutado no tiene nada que ver con el adoquinado, salvo en la forma de la pieza. El adoquín lo han colocado sobre una superficie rígida, adherido con cemento y sin dejar junta con las piezas adyacentes, y si la hay es de cemento, con lo que no favorece el movimiento de la pieza. De esta forma, se crean grietas y fracturas, que de otra manera serían impensables en un adoquinado.


Detalle de grieta en las piezas "adoquinadas"
Funcionamiento del adoquín, con efecto
autoblocante (Fuente)




Detalle de grieta en
el pavimento formado por
piezas reducidas
Fragmento del pavimento de Paseo del Parque
con piezas reducidas



Premisas para la ejecución del pavimento peatonal
Ante todo, un pavimento cuyo destino será un centro histórico peatonalizado, deberá cumplir con lo que creo, son tres requisitos básicos; resistencia, funcionalidad y estética.
  •  Piezas pequeñas: Las piezas grandes, por su dimensiones, tienen menos resistencia a flexión, por lo que son mas frágiles. Este es el principio del adoquín, que por sus escasas dimensiones soporta mayor resistencia. Además en cuanto a costo, las piezas más pequeñas son más baratas.
  • Juntas de dilatación: Para evitar el deterioro del pavimento por fracturas se deberán colocar juntas de dilatación en el perímetro que colinda este con las edificaciones, además de las juntas habituales que se colocan en los paños extensos.
  • Estudio de las cargas: Este punto es muy importante, hay que hacer un buen estudio para prevenir cargas excesivas. A pesar de que el pavimento es destinado a zonas peatonales, suele suceder que éste se ve sometido a cargas de vehículos de gran tonelaje, por lo que se debería tener en cuenta para reservar espacios con pavimento de mayor resistencia (adoquín) destinado al tránsito de dichos vehículos.


Calle Luis de Velazquez



Los camiones de baldeo son una de las cargas
imprevistas que deterioran el pavimento



Son numerosas las piezas sueltas y fracturadas

  • Ejecución sobre solera rígida o base flexible: Puede existir debate entre que solución es la más adecuada. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes, de todas maneras esta dependerá del tipo de terreno, el tamaño de las piezas y las cargas a soportar.
    La solera rígida es la que se suele ejecutar en la mayoría de las veces y la que se indica en
    Base flexible (fuente)
    muchos documentos técnicos y guías cuando existe un tránsito alto de vehículos pesados, sin embargo no se encuentra el razonamiento estructural que hace llegar a esa medida. Por otro lado está el sistema flexible, más próximo a las construcciones originarias, que se basan en una serie de capas de zahorra, terminando en un lecho de arena donde se encaja la pieza. La arena evitaría la flexión al absorber la presión puntual y repartiría los esfuerzos, evitando la flexión y rotura de la pieza, complementándolo con juntas de mortero de cal o simplemente arena, que evite la unión solidaria, y por tanto habría un reajuste de las piezas con cada carga.
  • Drenaje: Prácticamente en todos los pavimentos que se han realizado en los últimos años se ha olvidado el drenaje, siendo éste únicamente por escorrentía o superficial. Este olvido supone una falta de transpiración del suelo, causa de numerosas patologías de humedades en edificios del centro.
En calle Comedias existen socavones en el
adoquinado que se solucionan fácilmente
reponiendo árido en la base
  • Mantenimiento: Algunos pavimentos facilitan el mantenimiento mejor que otros, como pasa con el adoquinado sobre cama de arena. Cuando se producen desniveles, basta con desencajar las piezas hundidas, reponer árido y volver a encajar. Por otro lado, cuando hay que realizar  zanjas para mantenimiento de instalaciones, basta con quitar las piezas para reponerlas de nuevo cuando se cierra esta, con lo cual, se facilita el mantenimiento y se ahorran costes, cosa que no se puede realizar con las piezas de piedra natural mas extensas de areniscas, mármoles o similares. Además, al sustituir éstas por el motivo que sea, es complicado encontrar una piedra con el mismo tono de color.
Encuentro entre calle Comedias y
Nosquera










  • Sostenibilidad: Últimamente se valora, o se debería valorar, el hecho de realizar intervenciones sostenibles, sobre todo desde la administración, que debería ser la primera en dar ejemplo. Esto es en definitiva gastar los recursos estrictamente necesarios.
    Una ejecución sostenible por ejemplo, realizara recrecidos alternativos al usual de hormigón, como pueden ser, el cribado de escombros con adicción de árido para equilibrar la granulometría, y cemento (cuando sea solera rígida) en su justa medida. Por otro lado, se deberán utilizar materiales que se obtengan de puntos cercanos.
Ejemplo de adoquines acopiados para su reutilizanción
en el encuentro de calle Camas con la reciente plaza.
  • Estética y Funcionalidad: Estos son los aspectos que levantan más polémica al ser los mas perceptibles por cualquier viandante,y por otro lado, son los mas complicados de aunar, ya que resulta un reto conseguir un pavimento estético y acorde con el entorno a la vez que funcional y accesible.
    Cuando el pavimento va destinado a un centro histórico, deberá estudiarse en profundidad previamente, de tal manera que la estética  no dé sensación de ser un decorado recién hecho, teniendo en cuenta que éste debe ser accesible a cualquier peatón, incluso vehículos ocasionales. Entre las características que lo hacen accesible, estarían la resistencia a la resbaladicidad, la homogeneidad, y el deslumbramiento entre otros.
    Por ejemplo, en el caso de pavimentos de granito, bajo mi perspectiva, no se adapta bien al centro histórico de Málaga por ser un material que no tiene tradición  de uso en dicha zona y que aporta una estética que no se corresponde con el entorno. En cuanto a la funcionalidad, no podemos negar que se trata de una opción optima para el peatón, sin embargo, podemos encontrar iniciativas mas equilibradas entre estética y funcionalidad.
    Algunos como Torre Vigía proponían la recuperación de los empedrados históricos, como el de calle Fresca y Cabello. Creo que es una buena iniciativa, la cual se podría combinar con zonas o franjas de transito para sillas de ruedas, cochecitos de bebes, y otros; terminadas en una piedra mas uniforme y homogénea, o simplemente, realizar una ejecución homogénea y con menos resaltos. De igual manera, también se debería respetar zonas adoquinadas específicamente reservadas para aquellos vehículos pesados, como los de recogida de basuras, baldeos, mercancías, que tengan que acceder a estas zonas peatonalizadas. De esta manera, se evitarían las tan abundantes fracturas de pavimentos. Otros materiales más propios de usar en el centro podrían ser, ladrillos colocados a sardinel, adoquines y losetas de barro cocido.
Los empedrados artísticos deberían
fomentarse, ya que son armoniosos
con el entorno urbano y aportan
identidad a la ciudad. (Fuente)
La calle Muro de San Julian esta pavimentada en granito.
La estética es discutible, por otro lado, afecta
a la transpiración del suelo, forzando el ascenso capilar
del agua por el muro, que ya presenta signos de
degradación. Los daños en los cajones
 han sido reparados con mortero de cemento,
desaconsejado en estos casos.



En el paseo de Reding, los vados están perfectamente
integrados facilitando la accesibilidad.


Análisis de la ejecución del pavimentado en calle Camas.
Habiendo nombrado algunos aspectos de un pavimentado apropiado, podemos analizar las obras que se están ejecutando en calle Camas, o mejor dicho en la plaza generada como consecuencia de la ruptura del entramado urbano mediante el derribo de edificios dieciochescos.

  • Piezas de tamaño excesivo: Como ya hemos dicho las piezas más grandes tienen más facilidad de romper a flexión. Para conseguir una pieza más sólida, han aumentado el canto de esta en 10 centímetros, pero el costo de la misma se dispara. Además, este grosor es exagerado, si tenemos en cuenta que la norma UNE-En 1341 marca como suficiente 4 cm.  de grosor para las piezas de 60 por 40 centímetros en zonas de transito con vehículo. En el caso de la zona adosada al museo, las piezas son mucho mas grandes, rondando los 80 o 90 centímetros en cada lado.No tiene sentido embaldosar toda la plaza con piezas de diez centímetros de grosor, como si fuera  a estar toda ella transitada por vehículos y expuesta a grandes cargas. Lo mas sensato es determinar ciertas zonas para vehículos pesados, con un pavimento adecuado a ellos, y el resto con losas mas delgadas. Lógicamente esto se traduce en una rebaja de los costes.

Toda la plaza está siendo enlosada con piezas de 10cm de
grosor, mientras que para zonas peatonales 4 cm
son aptos.
Para aumentar la resistencia, aumentan el grosor,
pero tambien el coste. Una losa de granito de
60x40x10 cm. de este tipo puede llegar a
rondar los 25 euros.


















  • Recrecido con hormigón: Se está realizando un recrecido de hormigón con excesiva dosificación de cemento, el elemento mas caro de los que componen el hormigón. Como hemos visto antes, existen alternativas, ya sea con el uso de árido reciclado, o base flexible que amortigüe el gasto de recursos y el precio.

Detalle del recrecido de hormigón sobre el forjado
del aparcamiento

Vista general del contraste entre la zona recrecida
y la cara superior del aparcamiento


  • Falta de drenaje: Tenemos que tener en cuenta que el pavimentado se esta ejecutando sobre el forjado del aparcamiento, pero aún así, las zonas colindantes de la plaza con los edificios es terreno firme que debería tener un drenaje adecuado.

El edificio que alberga el museo de artes y
costumbres populares necesitaría un drenaje en su
perímetro.

En este caso, las losas son mucho mas grandes que las
del resto de la plaza. Las piezas de piedra aumentan
su valor de forma considerable cuanto más
extensas son.

  • Poco estético con el entorno: En mi parecer, se podría mejorar mucho más la estética y el diseño para darle mayor concordancia con la localización, el centro histórico de Málaga, conjunto declarado B.I.C. por la Junta de Andalucía. En calles adyacentes existen ejemplos de solería integrada en el entorno a la vez que cumple aparentemente con las exigencias de funcionalidad.

Toda la plaza va pavimentada de manera uniforme y
monótona.
La parte que queda de calle Camas posee
una estética mas lograda a la vez que es
cómoda de transitar




















Conclusiones

Podemos terminar esta entrada reflejando las conclusiones extraídas. Estoy convencido de que es necesario que desde la administración hagan un trabajo mas coherente y profundo de los pavimentos. Trabajar más sobre este elemento urbano, para conseguir por un lado, rebajar costes de ejecución y de materiales, conseguir mejores resultados, y reforzar la imagen de centro histórico, recurriendo a materiales a los que se les ha ido dando de lado, como son adoquines, los empedrados, las losas de barro, ladrillos; materiales baratos y eficientes.

Enlaces de interés sobre empedrados artísticos:


Fotografías



Hormigonera en plaza de Camas para
realizar el hormigón del recrecido

Zona de acopio de materiales para la pavimentación
de la plaza
En la plaza del Obispo existe un gran muestrario de
losas deterioradas
Las robustas piezas de plaza de la
Constitución tampoco se salvan de las fracturas.

La calle Tejón y Rodriguez combina
adoquinado con aceras, buen ejemplo
de resolución.


Algunas piezas del pavimento de calle
Larios presentan esta imagen, quizá
a consecuencia de no poseer junta
entre ellas.





  • Comparativa con otros lugares

Exteriores de la Santa Croce - Florencia. Losas
de piedra ligeramente apiconadas.
Se denota buen estado a pesar del transito
de vehículos. (Enlace)



Típico, resistente y resbaladizo solado luso (Enlace)
Adoquinado francés,calzada reservada para vehículos
(Enlace)
En Segovia es usual ver adoquín junto
losas de granito, material mas propio de
aquella geografía. (Enlace)


martes, 7 de enero de 2014

Hinestrosa, todos los problemas en una sola calle

La falta de amor por lo nuestro se refleja en cada rincón de Málaga. Tristemente existe una carencia total de interés por salvaguardar las señas de identidad malagueñas, sobre todo en el ámbito urbanístico y arquitectónico, las cuales son arrolladas por la especulación y la predilección por el dinero a costa del patrimonio, de unos pocos.
Esta falta de protección y respeto a las señas de identidad arquitectónicas que aportan un valor significativo incalculable al conjunto urbano del centro histórico, se resumen en  apenas ochenta metros, calle Hinestrosa.

Antecedentes

Dicha vía se encuentra perpendicular a calle Frailes y calle Madre de Dios.

Se trata de unas de las ampliaciones creadas en el S.XVIII fuera del recinto amurallado que constituía la ciudad. Detras de esta promoción de viviendas estaba la orden mercedaria, como bien menciona doña Rosario Camacho, en "La arquitectura pintada de Málaga" :
Recercados de motivos arquitectónicos de diseño curvo, aunque austeros, (...), se encuentran en la hilera de viviendas de c/Hinestrosa, construidas hacia 1737 por el mercedario Fray Juan Berri, para procurar rentas al convento en las que, además de su ornato llama la atención su funcional distribución.
Eduardo Asenjo Rubio también menciona esta calle en su libro Urbs Picta:
"(...) La serie formada por los inmuebles que hacen medianería al teatro municipal Miguel de Cervantes en calle Hinestrosa ha sido estudiada recientemente(29), cuya característica inmediata es el esquema de baja más una planta. En este caso se trata de una promoción realizada de una sola vez por la igualdad de su diseño, externo e interno. En cuanto al primero, habría que empezar por el excelente tratamiento que dio el constructor a estas casas, pues la calle se encuentra en desnivel. El resultado es una línea de cornisamiento denticulada que va formando diferentes niveles, y que agrupa a las casas que corresponden a la misma fábrica. En estos casos la fachada presenta:
 - Una planta baja con el ingreso y una ventan grande.
 - La planta primera posee un balcón de hierro de forja, con los barrotes cuadrados, muy característcos de la centuria del XVIII. En el extremo de la fachada aparece el cierre alargado, dejando un amplio espacio limpio entre este y el balcón.
En algunos de estos inmuebles, aún no excesivamente alterados, se han modificado los huecos de la fachada, como la ventana de la planta baja convertida en puerta..."
Los números 8, 10, 12, 14, 17, 18, 20, 21, 22, y 24 se encuentran protegidos dentro del catálogo de inmuebles con pinturas murales. La protección es algo ambiguo ya que, como se refleja en el documento de normas de protección del patrimonio histórico, las medidas de actuación dependerán de la interpretación y evaluación subjetiva de los técnicos, algo peligroso cuanto menos en administraciones corruptas, especulativas y comisionistas.

Es sorprendente como estas viviendas no se encuentran dentro del catálogo de inmuebles protegidos del PEPRI-Centro, ya que son una clara referencia de arquitectura vernacular del XVIII malagueño. (Edito: En los planos de catalogación del PEPRI-Centro aparecen con protección ambiental, es decir, una protección que no evita su demolición. Sin embargo, en el catálogo de edificios protegidos que se puede consultar en internet no aparecen dichas viviendas)


Problemática

En apenas ochenta metros de calle se presentan una problemática que bien puede ser un resumen de todos los  problemas que podemos encontrar en el centro histórico de Málaga, conjunto declarado B.I.C..


Falta de profesionalidad en conservación y restauración: Es sorprendente el tratamiento que se le da a las fachadas barrocas de estas viviendas, singulares por sus pinturas, con reconstrucciones y enfoscados en cemento.
Se puede asegurar que estos enfoscados a base de mortero de cemento tendrán como consecuencia graves patologías, como humedades, eflorescencias, deterioro de los materiales de cubrimiento... Estamos hablando de acciones básicas en rehabilitación, el no utilizar cementos y retirar cualquier vestigio de los mismos, primordial en una buena rehabilitación.


Imagen de la vivienda nº22, en proceso de
reforma actualmente (20-12-2013)
Enfoscado de cemento, con un parche superior que por
lo que se observa, irá posteriormente
recubierto por una capa de mortero de cal.




Por el hueco de entrada se puede observar el enfoscado
mortero de cemento en la zona inferior de la
fachada

La falta de profesionalidad ocasiona estas
intervenciones deficientes. Ya no sólo por  el hecho
de utilizar cemento, sino tambien por el rasgado del
parche para que agarre la capa superior, totalmente
inútil, muestra de desconocimiento de la técnica. 


Todos los bajos de la fachada han sido
reconstruidos con mortero de cemento,
lo que conllevara problemáticas futuras
de migración de sales, eflorescencias,
humedades...









Edificios ruinosos y en proceso de degradación: Se presentan varios edificios en estado ruinoso y de mala conservación, entre ellos algunos de los que se encuentran protegidos, como es el 8, y el 20, sobre todo el primero, con un actual estado lamentable. El número 3 esta cegado, y presenta junto con los demás, un estado de abandono importante.
Es difícil comprender que una calle como Hinestrosa, que la denominan puerta invisible al barroco, con un alto valor significativo en el centro urbano de Málaga, y que llena de identidad a la ciudad, se encuentre en estas condiciones. Para mi es muestra de una política de rehabilitación totalmente errónea, que bien darían para tratar en varias entradas. Se echa en falta facilidades para que los dueños conserven sus insignes edificios, con medidas incentivadoras, no sancionadoras.


Nº 3 de calle Hinestrosa, en estado de
abandono. A pesar de no estar protegido,
es buen ejemplo de arquitectura
vernacular malagueña.


El nº 8 ha requerido del vallado perimetral
debido a su avanzado estado de deterioro.
Es una de las viviendas con pinturas
murales.





Aún resisten algunos paños de enfoscados con
pinturas murales.




Detalle de arquitectura fingida








El nº 20 requiere también de intervención
para que no llegue al estado de ruina de
sus compañeros de calle.










imagen general del nº 20

Detalle en la fachada del nº 20


















Obras de dudosa legalidad y especulación: En la vivienda siguiente al número 7, (carece de numeración) se están llevando a cabo trabajos sin colocar letrero visible de licencia de obras. Por otro lado, son diversas las noticias que alertaban de acoso inmobiliario, practica tristemente muy usual y que la administración local no pone freno, en la que se provoca, por parte del dueño, un estado de ruina inducido en el edificio para así desalojar a los inquilinos y demoler el edificio con el fin de especular con el solar resultante.
El hecho de reclamar una rehabilitación de estas viviendas y unas intervenciones transparentes acordes a la legalidad vigente, no es solamente porque se traten de edificios protegidos, hay que tener en cuenta que forman parte de un conjunto declarado B.I.C., y por lo tanto habría que respetar la normativa ligada a esta catalogación, otorgándole la atención e importancia que se merece. Si además entramos en campos de patrimonio e importancia histórico-artística, ya los argumentos se multiplican, siendo innegable la necesidad de intervención y respeto de la arquitectura tradicional.


Desde la misma calle se pueden
apreciar las obras que se están ejecutando
en la vivienda contigua al nº 7

Imagen general de la vivienda donde se
están llevando a cabo obras y no
presenta cartel de licencia.





















*Fecha de las imágenes: 20-12-2013