jueves, 2 de octubre de 2014

Curso-Taller: DOCUMENTACIÓN Y PUESTA EN VALOR DEL PATRIMONIO VERNÁCULO


Un verano sin cursos, no es verano, por eso el pasado mes de agosto aproveché la ocasión para asistir a otro de los cursos-taller que organizaba el CIATtravés de la Universidad Politécnica de Madrid.



Se desarrolló en un entorno envidiable. Dentro de la provincia de Guadalajara, lindando con Teruel y Cuenca, se halla uno de los pueblos mas inhóspitos de España: Checa.
El entorno es idílico, pero su riqueza no acaba en la fauna y la flora, es una zona de gran interés geológico, por ello no es raro notar la presencia de científicos e investigadores que aprovechan el enclave para estudiar las caprichosas formaciones.



Los DROPSTONES son rocas que quedaron atrapadas en glaciares,
y al separarse parte de estos y vagar por el mar, acabaron cayendo
a un lecho marino, a veces a grandes distancias de su punto de origen.
Se dice que Checa es un parque temático de geológico.
Las dedicaciones principales del pueblo han sido la minería, el aserradero y carpintería de madera y la ganadería, ocupaciones que de alguna manera u otra influyeron sobre la arquitectura local, como es el caso del último oficio. Los ganaderos realizaban la trashumancia en tierras del norte de Jaén, y de allí, además de conocer a la que serían sus señoras, traían costumbres propias de Andalucía como el encalado de las fachadas de las casas y la ornamentación con macetas y geranios, cuando menos, curioso.


Panorámica desde el castro celtibérico  Castildegriegos

Panorámica de los tejados del pueblo de Checa

El germen para la realización del curso parte del interés del alcalde de Checa, Jesús Alba Mansilla, por aprovechar el rico entorno, revalorizar el pueblo y hacerlo más atractivo de cara a un turismo de calidad, que busca encontrar los rasgos característicos e identitarios de la zona, como son aquellos que aporta la arquitectura popular y vernacular propia de cada pueblo. Muy acertadamente decide contactar con el CIAT para orientar tan ardua tarea patrimonial, y como resultado se propone la realización del curso-taller, que por un lado otorgará al pueblo las bases para la conservación del patrimonio, empezando por documentar y analizar en que consiste esa identidad que otorga la arquitectura popular. Por otro lado, a los asistentes nos sirvió para complementar nuestros conocimientos mediante la adquisición de las herramientas que nos brindaban el profesor arquitecto, Alejandro García Hermida, y el profesor arqueólogo Luis Fernando Abril Urmente, grandes profesionales los dos, pero lo que importa en estos casos, unos acérrimos convencidos de la necesidad de conservar el patrimonio y revalorizarlo.



Alvaro Amaya Ríos, autor del blog "Lagares y Cortijos" realizó un
grabado de un antiguo pajar, testigo de varias generaciones de labriegos checanos
El grupo de asistentes no estaba constituido únicamente por técnicos ligados al mundo de la arquitectura y la construcción,  lo que lo hacía muy atractivo desde el punto de vista de la interdisciplinareridad a la hora de llevar a cabo los trabajos de documentación y registro de datos. Las labores practicas se intercalaban con charlas y exposiciones sobre patrimonio y arquitectura popular, o incluso del análisis de la toponímia local para el estudio histórico-geográfico de la zona, como hizo el profesor Jaime de Hoz Onrubia. Otro profesor interviniente fue don David Rivera Gámez, de currículum apabullante, director de la revista Teatro Marittimo, y autor de numerosos artículos que dio una interesantísima charla sobre la evolución y defunción del sentido común en la arquitectura.






Ejemplo de ficha para recopilación de datos de los
inmuebles característicos del pueblo.

El objetivo del taller era crear o mas bien iniciar un inventario del patrimonio inmueble de Checa, tanto urbano como rural, mediante fichas donde se recogiesen los datos esenciales de los inmuebles, crear un compendio de características  de las soluciones y tipologías, y por último una guía donde se recogiesen las directrices básicas para la recuperación de la identidad checana.


Una de las tipologías de fachada presenta la llamativa característica de incorporar escoria siderúrgica, indicativo del pasado
minero, incrustada en los revestimientos exteriores, como decoración y seña de identidad minera.

Ficha recopilando datos del pajar

Especificaciones sobre las fábricas en la arquitectura tradicional y popular de Checa


Después de una semana de taller, se expuso públicamente el trabajo realizado para explicar a los vecinos de Checa en que había consistido esa actividad  tan extraña desarrollada en su pueblo. Después de una semana, podrían esclarecer porque había grupos de gente de toda España interesándose y tomando datos de sus viviendas, pajares y molinos. En cierta medida, el objetivo también era concienciarlos de la necesidad que tienen de conservar sus señas de identidad. Para ello se proyecto dentro del centro de interpretación de la trashumancia una serie de diapositivas para apoyar la exposición que realizó Alejandro García con los resultados del trabajo.


Alejandro García Hermida en un momento de la exposición a los vecinos de Checa

Dentro de la exposición, uno de los recursos que se utilizaron fue la comparación de una imagen real con otra manipulada digitalmente, con el fin de apreciar el entorno si se hubiera respetado las características tipológicas de la arquitectura checana, cosa que no dejo indiferente a nadie y los comentarios y autocríticas al pueblo empezaron a surgir de los propios vecinos.

Imagen real de la entrada norte al pueblo
Imagen modificada


El resultado del curso-taller creo que fue bastante positivo, tanto por lo aprendido, los profesores, compañeros, como por la agradable estancia que nos brindo el pueblo de Checa. Sin duda, repetiría.